ARTISTASESPAÑOL / ENGLISH

DANIEL CASARES

Daniel es un esclavo de su arte. Voluntario.

Un perfeccionista que vive en un constante estado de frustración, porque nunca está satisfecho con su trabajo. Un virtuoso con una técnica impecable, pero su mayor miedo es no transmitir emoción; “Si no hay emoción, no hay nada”.

Frustración, miedo, disciplina, sacrificio y sufrimiento... Daniel no elige el camino fácil. Sin embargo, parece contento.

Se enamoró perdidamente de la guitarra a la edad de 13, sin saber por qué, y desde entonces su vida ha sido una lucha continua para dominar el instrumento. Una vez más ha elegido la ruta más difícil, optando tanto por la guitarra clásica como por la de flamenco.

“Detrás de cada artista hay miedo y oscuridad”, dice, pero lo que veo es una luz brillante en sus ojos... un hombre apasionado que claramente encontró su vocación. Un esclavo feliz.