ARTISTASESPAÑOL / ENGLISH

ESPERANZA FERNÁNDEZ

Esperanza fue la primera en aceptar mi invitación para participar en el proyecto El Duende Desnudo. Me sorprendió gratamente; proviene de una familia gitana tradicional, por lo que quitarse la ropa sería considerado escandaloso, un acto de rebelión.

Pero esto es Esperanza, un espíritu libre que simplemente hace lo que quiere hacer, independientemente de lo que la gente pueda pensar o decir. Gran parte de la culpa de su independencia se puede atribuir a su padre (“el amor de mi vida”, dice con una sonrisa de oreja a oreja), que siempre la ha animado a ser fiel a ella misma.

Charlamos sobre música, racismo, sus viajes por el mundo y un sinfín de otros temas... es tremendamente expresiva, pero es cuando se habla de sus dos hijos que su rostro se ilumina de verdad. Me doy cuenta de que Esperanza puede ser muchas cosas para muchas personas, una magnífica cantaora por supuesto, pero, por encima de todo, es una madre. Una madre universal, madre tierra, Venus en carne y hueso.